viernes, 21 de diciembre de 2012

La confianza puede dar asco...



En unas horas , supuestamente llegará el anunciado fin del mundo. Por más que mire por mi ventana de siempre, no encuentro especial diferencia de otro de los cientos de atardeceres de esta época del año. El cielo está espectacular, como en muchas otras ocasiones; esponjosamente nublado de gris perla y rosado. Hay una especial calma en el ambiente, como cualquier otro día del coletazo otoñal. De llegar el momento, fuese de cualquier forma, intentaría ser fuerte y no darle la espalda para no perderme las últimas  imágenes de la vida, ya que estas nunca dejarían de ser bellas y agradecería también poder vivir ese preciso instante.  A que tenemos miedo; a que acabe el mundo de un soplido para todos. Acaso no es mejor así que irnos degenerando mutua y lentamente. Acaso, sabiendo que podría darse el caso, hemos tenido consideración alguna y hemos intentado ser mejores hasta llegado el momento del acontecimiento. Para que guerrear si por lo que vamos a luchar va a desaparecer, si el dominio no es preciso porque nada  existirá para dejarse dominar. Posiblemente  llegue el día del fin del mundo pero, para ese instante, ya nos habremos encargado de eliminarnos de la faz de la tierra, nosotros mismos. Acabo de mirar de nuevo por la ventana y todo sigue en ¨orden¨...  Bueno, entonces comienzo:

Se dice que, la confianza da asco y, como algo tan importante y valioso como la confianza, puede llegar a dar asco. Como puede deteriorarse uno de los mejores valores que puede llegar a tener el ser humano, como es  lograr llegar a este punto, a ese lugar tan grandioso como es la confianza. Es curioso como es igualmente traicionera la desconfianza que la confianza ya que a la larga, acaban ambas llevándonos al mismo sitio.  Vuelvo a mirar por la ventana y ha  oscurecido del todo, es normal... No hay nada mejor para descubrir el auténtico fondo de las personas que, ofrecerles confianza. Realmente, se podría considerar como una trampa ya que la mayoría de nosotros cae en ella y, acabamos traicionando a la misma. No hay nada como que te den confianza para abusar de ella , para que despierten en nosotros los instintos de engaño, de deslealtad,  la falta de respeto y,  acabe con todo lo elaborado, transformándolo en un enemigo propio. La confianza puede llegar a corromper al incorruptible... contamina si no se es verdadero, si no se tienen principios, si se carece de valores. Soy persona confiada por naturaleza y ello ha ocasionado momentos de evaluación , esos que desearía no haber tenido que realizar acerca de otros y es precisamente esto, lo que genera en mi la no necesidad de ser persona de confianza plena para alguien ya que, no quiero ponerme a prueba y tener que evaluarme, a mi misma...

Todo sigue igual, de momento ...









sábado, 8 de diciembre de 2012

El Gran Rusty

Todo empezó el 28 de Enero de 2002 en la calle Galileo 94 de Madrid.

Desde pequeña, siempre he sido amante de los animales, en especial , de los perros.
He tenido al menos 30 a lo largo de mi vida, todos ellos recogidos de la calle o de
albergues pero, el Rusty, es el único que he comprado. Use la excusa de que quería
regalárselo a mi hijo para su octavo cumpleaños  para de esa forma traer a casa al
perro que tantas veces había deseado tener, un beagle.  Busqué en criaderos, en internet
y todos lo que veía me parecían cortados por el mismo patrón, de igual talante, de igual medida,
todos menos uno. Llegamos a la pajarería de la calle Galileo como última opción, nos habían dicho que tenían dos machos y que eran muy especiales. Estaban en la urna metidos, medio envueltos en recortes
de papel adormilados,al aproximarme a ellos, uno empezó a ladrar y ponerse de pie moviendo la cola , era
más grande de lo habitual y algo regordete y, me dije, Sila este es! y, en ese instante, ya formó parte de la familia. Era, un beagle tricolor de Harrier precioso, podría perfectamente haber sido un perro de exposición pero, no se trataba de eso, sino de tenerle entre nosotros como uno más de la familia, aportando ese amor incondicional que ellos, los perros solo saben dar. Agradezco a Rusty todos los buenos momentos que nos ha hecho pasar y toda la sensibilidad que nos ha ayudado a adquirir, el amigo devoto que ha sido para la familia, el eterno sonriente, si, sonriente, el eterno agradecido, el eterno ser que siempre estaba ahi, el gordito querido en el que se convirtió en los últimos tiempos. Esta mañana, ha tenido su oportunidad de seguir con nosotros pero, hace un rato, su gran corazón, no ha aguantado más y se ha ido dejando un gran vació en nuestras vidas.

Esto es así, puede que quien no haya tenido un perro no entienda lo que podemos estar sintiendo en este momento en mi casa, pero en este instante es a él a quien hemos perdido y a quien lloramos.

Adios querido amigo

http://www.youtube.com/watch?v=uWT2qHVftGk

martes, 9 de octubre de 2012

Escucho campanadas , sabré por donde ...



Tengo una peculiar atracción por las campanas y su sonido. Por ese sonido que a pesar de proceder de un objeto de mismas características, cada una de ellas suena distinto. Están las que se fabrican en serie (si es que aun se fabrican campanas) estas, suenan a lata pero aun así, cada una suena distinta, a lata de coca cola a lata de cerveza, tanto a lata que, tanto dan la lata. Están las campanas que en su día se fabricaron de forma artesanal, esas que se precisaba de gran paciencia y dedicación de principio a fin, con el fin de conseguir que esta tuviese alma propia. Curiosamente, entre muchos de los factores que influyen en el ¨tono¨ de una campana, es el estado anímico del artesano que la está fundiendo. También la fase lunar y hasta el clima y, por supuesto los materiales con que se fabrican y como se van incorporando capa a capa las distintas aleaciones y temple. Paciencia, ya que una campana de verdad no está lista para su ¨vida laboral¨ antes de 3 meses.


Todo pudo empezar cuando de pequeña vi una película muy antigua llamada ¨Los Invasores¨. La película trataba de unos vikigos que basándose en una leyenda, van a la búsqueda de una campana de oro que unos monjes habían construido. La historia llega a oídos de un líder musulmán y este también se dispone a ir en busca de la misma aventura. Uno de los interpretes era Sydney Poitier y creo que es en una de las pocas interpretaciones en las que le he visto de malo. No se la razón pero sí la cantidad de campanas que habré dibujado en mi infancia. Unas con mayor cintura que otras, otras cabezonas, otras cuadradas, todas valían.

La campaña de ¨mi pueblo¨ es particular ya que, no suena como todas las demás.

Hace unos años cuando por primera vez visité el pueblo que me he adjudicado como propio, lo que más me atrajo no fue solo su conjunto monumental, sino el sonido de las campanas de la iglesia que me recordaban a otras de su misma estirpe. Cuando puedo pasar allí unos días, las campanas son mis más leales compañeras durante el día pero me dejan descansar en la noche. Justo este comentario, el de que de noche no se escuchan , fue el motivo por el cual, alguien que supuestamente debía saber mucho a cerca del pueblo, me dijo que las campanas no tocaban, que solo se trataba de megafonia. A pesar de que me resultó impactantemente decepcionante el comentario en ese momento no pude ir a comprobar si era cierto o no pero, si me dio motivo para que de forma instantánea, algo me viniese a la cabeza y fue que; Si analizando la procedencia y minuciosa elaboración de esa maravillosa campana, la solera e identidad y si una triste y fría grabación del sonido de cualquier otra campana de su magnitud, me ha podido engañar y he pensado que era autentico su sonido y, comparando estas maravillosas piezas únicas, con las piezas únicas que somos los seres humanos, llegué a la conclusión de que, la gran mayoría de nosotros, somos como las campanas de cualquier localidad en la actualidad. Pura fachada y majestuosidad pero no tenemos sonido propio, es un sonido pre-grabado y pre-determinado, del todo engañoso.

No podía creer que ¨mi campana¨ no fuese autentica, que me hubiese dejado engañar tan fácilmente y, a las 23:55 de una de las noches que pasé allí en verano, me fui y me senté en uno de los bancos de la plaza desde donde podía observar la oquedad de su copa de donde como un gran pistilo asomaba uno de los componentes principales del conjunto, el badajo. Llegado el momento esperado, no hubo movimiento en la torre del campanario o, al menos, no el que yo deseaba pero, si pude observar un objeto parecido a un martillo golpeando el interior de la copa, provocando el sonido en la misma. No quedé del todo desilusionada ya que pude comprobar que de megafonía no trataba y que del todo engañada no estaba y pensé, que no estaba todo perdido. Que hay campanas que no tienen mas remedio que aceptar el progreso pero, que no dejan de ser campanas, nunca.

http://www.youtube.com/watch?v=t9A60e16SvM


miércoles, 19 de septiembre de 2012

Papeles al viento

Hace más de un mes que no escribo nada, mejor dicho, hace más de un mes que no cuelgo nada en este espacio. Hoy he estado recopilando apuntes que he ido tomando en este tiempo, apuntes en cualquier espacio en blanco de cualquier papelote; extracto bancario, factura del gas, de la luz.. !vaya con los papelotes! me despluman a mi y despuntan mi pluma. Hay tanto acumulado, tantas ideas por poner en limpio que, no sé por donde empezar. Puede que la solución sea, hacer de esos papelotes miles de cachos y lanzarlos a los 4 vientos y dejarles esfumar sin ningún dolor, sin sensación de pérdida sino mas bien, un tanto de liberación.

Que es la vida sino un cumulo donde todo  se va almacenando sin ocupar lugar. No existe micro chip de tales micro dimensiones capaz de acoger todo aquello que ha acontecido a lo largo de nuestra existencia, a lo largo de la existencia desde el comienzo del primer vestigio de vida humana . Toda nuestra historia se recoge así misma, se almacena  y distribuye  distorsionándole dependiendo de que forma es nuevamente liberada y por quien. La vida, ese cúmulo que entre todos hemos ido rellenando, a pesar de tener un volumen inmensurable es a la vez tan reducido que, no precisa de lugar de almacenaje, se sostiene por si misma. Donde queda ese registro de nuestro paso por aquí, donde todo eso que hemos cultivado. Intentamos dejar notas que den fe de nuestro paso por la vida. Acumulamos todo aquello que consideramos que significa vivir, que deja poso en nosotros mientras existimos, pero que no tiene acceso a ese otro almacén que no ocupa lugar. Llegamos semi-vacíos y a pesar de toda una vida de relleno, todo acaba en ese micro almacén que tanto lo es, que deja de ser visible, deja de ser físico y se recicla para un nuevo uso por llegar... para otro.

O, somos como esos papelotes llenos de notas que, una vez saturados, hechos miles de cachitos, el unico almacen que nos queda, lo único que nos libera, son los 4 vientos.




lunes, 6 de agosto de 2012

Yesterday´s tomorrow

Este fin de semana, ha sido peculiar. De camino al lugar donde me dirigía a pasarlo, a la altura de la Cabrera, un conductor con móvil en mano, da una frenada que me obliga a casi tragarmelo. No siempre uno reacciona de igual manera ante situaciones parecidas y, en esta ocasión cuando tuve oportunidad me situé delante de el, frené casi en seco y aceleré. En ese instante comenzó un juego que para nada pensé que duraría hasta casi llegar a Aranda de Duero. El conductor me hizo lo mismo que yo le había hecho y que el él me había hecho con anterioridad ¨inconscientemente ¨ (según pudo explicarse más tarde) debido a ir hablando por el móvil.  Al pasar por mi lado por el carril de la izquierda con intención de provocar de nuevo todo el escenario susodicho, le hago señal con la mano como queriéndole decir que ; teléfono no, y con la mano le quise representar como cuando a uno le dicen que le van a dar de tortas. Me adelantaba, se dejaba adelantar, desaparecía y de golpe aparecía. En fin, que ya me estaba empezando a molestar la situación y aprovechando que quería parar en el área Tudanca a comprar unos dulces, en el desvío que correspondía me metí sin señalizar con la idea de deshacerme del tipo de una vez. Compro mis pastelillos y mientras tomo un café alguien me da un toque suave en el hombro. Me giro y, Noooooo, era el conductor ofuscado!!!
Se quita las gafas de sol y muy serio me pregunta; le importaría explicarme que quería usted decir con ese gesto que ha hecho con la mano - moviéndola él como cuando le dices al niño, como no seas bueno te casco- Me contuve de explotar en carcajada y sonriente le contesté; Le indicaba que, no debe usted ir hablando por teléfono ya que a pesar de que su vida me importa un bledo, si me importa la mía y las de los inocentes que usted se puede cargar con su acto y, lo de la manita, significa que la guardia civil le pude cascar, una multa que supongo usted puede sin apuros pagar - cosa que deduje por el coche y por todo lo demás que pudo demostrar en unos minutos de conversación - . Según contaba, llevaba horas y horas circulando por las carreteras sin rumbo fijo. Era algo que hacía con frecuencia para desconectar. Pero, le pregunté : ¿como puede decir que para desconectar si ha ido al teléfono más de 100kms ? calló y cambió de conversación para preguntarme lo típico, que como una chica como yo viajaba sola, y que por favor le dejase que me escoltase hasta mi destino, a lo que yo contesté que no era la mujer de Franco y no necesitaba escolta. Insistió mientras caminaba hacia el servicio de caballeros ya que no se aguantaba más a la vez que me decía, esperame por favor que enseguida salgo. Bueno, si no me esperas, no importa, ya tengo tu matrícula y te encontraré. Salí por patas y según conducía estas me temblaban. Al llegar a casa de mi prima, a Villanueva, al cruzar la calle con la maleta, a lo lejos, vi como se aproximaba un BMW y la imaginación me jugó una mala pasada consiguiendo que me estremeciese pensando que podría ser el ¨personaje¨. No, no era él, solo era un BMW, cualquiera.

Ya sabéis que el tiempo es algo que me fascina. No el tiempo que transcurre, sino nosotros, como nosotros vamos transcurriendo en el tiempo y, como éste siempre permanece inalterable, joven como la primera vez que respiró , o , es que no envejece el tiempo, porque no existe.

Aquí, en Villanueva, me encontré con gente muy querida, gente de mi infancia que no veía desde hace más de 30 años y observé como a todos se nos va acabando lo que llamamos tiempo,  que no es más que la vida. Una de estas personas, Marita, es la que más me impacto. Recuerdo una mujer guapísima de unos 45 años llena de vitalidad y con ese ¨tiempo¨ aun por delante. Ella nunca se casó ni tuvo vida propia ya que cuidaba de un hermano enfermo, gustosamente. Al llegar a su casa, la encontré haciendo lo mismo que cuando la visitaba hace esa friolera de años. Estaba cuidando a su hermano, dandole de comer pero, era una anciana y no esa preciosa mujer joven que yo recordaba y que de alguna forma al pensar en ella según me dirigía a su casa, esperaba encontrar. Me abrazó y me dijo; Sila, no pierdas el tiempo y vive!  yo la contesté, Marita, es la vida la que no hay que perder en el tiempo.

Ayer, hubo una misa castellana a la cual asistí, por eso del contraste de las vestimentas y los cánticos revolucionarios en la iglesia. Creo que nadie escucha la letra ya que solo les faltaba el trabuco mientras cantaban un padre nuestro muy suyo. Llegó el momento de darnos la paz y al girarme me encontré con Marita a mi espalda, nos abrazamos y empezó a llorar y me dijo; Sila, no pierdas la vida en el tiempo.

 http://www.metrolyrics.com/traveller-in-time-lyrics-uriah-heep.html

jueves, 2 de agosto de 2012

Relleno del vacio

Voy escribiendo según siento y me siento, según me percibo y percibo, de ahí que con frecuencia me repita. Creo que hasta esta frase ya la he escrito anteriormente , posiblemente con distintas palabras y seguro que en alguna otra ocasión, volverá a caer.

A veces no quiero, pero que le voy a  hacer si veo, si escucho y, tengo piel por la cual me llegan todo tipo de vibraciones al igual que las transmito, es lo normal, soy de carne y hueso, como cada ser.

En ocasiones, desearía carecer de sentidos y de esa forma posiblemente encontrar el sentido a todo aquello que no lo tiene pero, a la vez me digo que , de donde no hay no se puede sacar, al menos eso se dice. claro que, el vacío en sí, no lo es a pesar de tener esa apariencia ya que,  se encuentra lleno de ello. En el vació cabe todo. El vacío es el gran acogedor ya que no tiene problemas de espacio, es sumamente flexible y amoldable. Está ahí dejandose visitar ya que no es ello quien se aproxima a nosotros, sino al contrario, nosotros lo invadimos y fraccionamos a nuestra medida para convertirlo y llamarlo de cualquier manera. Si hablamos de ello como contención o retroceso, nos encontraríamos con la angustia, el remordimiento, la frustración, envidia, celos , dolor ... siendo que si se trata del vació en expansión, nos podríamos encontrar con el amor, la frescura, la luz, el aire y aprenderíamos a respirar de ello. Y claro, de definirlo así, en blanco o negro, no deja de ser lo mismo. La expansión y la contención o retroceso, llevan al mismo sitio.


http://www.youtube.com/watch?v=Vm0VBWnUhvU&feature=fvst

jueves, 26 de julio de 2012

Mejor que quedarse calvos: Juguemos a la Calva...

Desde hace un par de meses he venido observando la evolución del nido de unas golondrinas. Hubo intento de construcción en un lado de la pared del patio pero debió no ser el lugar aparente y cambiaron de parcela. De haber sido golondrina , yo hubiera elegido ese mismo espacio para hacer mi nido. Puede que alguno de nosotros  haya visto uno de estos nidos  a pesar de que cada día es menos frecuente esa posibilidad. Tantas posibilidades se pierden. Mejor dicho, tantas perdemos. 

Como es natural, despues de el periodo de incubación, los huevos de golondrina eclosionaron y 5 pequeñas cabecillas asomaban por el balcón de su apartamento. A la semana siguiente, solo pude ver 3 ya que 2 de ellos se habían caido al suelo y a mi pesar, no tenían vida. También pudo darse el caso de que  la madre  tirase a esos polluelos  ya que estos podrian  estar enfermos o muy débiles, con el fin de  que los demás  tuviesen  la posibilidad de subsistir. Es la ley.


Me encanta todo aquello recién nacido ya que ello, significa posibilidad. Posibilidad no implica siempre bonanza, ni significa evolucionar positivamente, ni tampoco tiene porqué ser en absoluto negativo. Tan solo es eso, una posibilidad más.

De entre los 3 polluelos , uno de ellos era el dominante y erguia como guardián mientras que los otros permanecían aplastados con semblante mortecino, casi carentes de vida. Toda una gozada de ver,semejante familia.  Esta semana, los polluelos ya habían perdido el cañón y vestían un plumaje muy uniforme manteniendo aun las boceras. Me tienen enamorada, especialmente ¨el guardian¨ no por ser precisamente el dominante, sino porque veo en el que no asume  o mantiene su role, es que es así. Todos, somos así, como somos, nada más llegar pero, desde nuestros primeros días de ¨lucidez¨ sin apenas cambiar el cañón, nos van arrancando las plumas una a una de raíz, dejándonos cubiertos de orificios por donde nos llegan todo tipo de infecciones, estas, a propósito propagadas. Algunos, consiguen curar sus heridas y plumas nuevas les vuelven a salir pero, siempre queda alguna calva entre la suave apariencia del plumaje.

Sin querer, al enviar una de las fotos que he hice con mi blackberry  del ¨guardian¨ a mi correo con el fin de desde ahí poder descargarla aquí, a este lar, he podido observar horrorizada que, de a pesar de yo no haber puesto título ni fecha a la fotografía, ésta tiene un histórico del lugar y fecha donde fue tomada. He aquí una de mis muchas calvas...

lunes, 23 de julio de 2012

NONSENCE

Dicen o, se dice que, a todo nos acostumbramos y, efectivamente, así parece ser.

Si nos lo proponemos o, mejor dicho, si no prestamos atención, nos podemos acostumbrar y de hecho nos acostumbramos. A los ruidos infernales de la capital transformándolos en sonido, a los olores insoportables de la contaminación asociándoles con el progreso y, hasta del más genérico de todos ellos que es el de la putrefacción del subrepticio que existe en la capa más visible de la superficie. Si nos acostumbramos a esto, es que hemos llegado a un estado de ¨ïnmunidad¨ absoluta de la cual no hay retorno pero, eso ya lo sabemos todos.

Recuerdo que mi padre, llevaba más de 30 años con un dolor constante en el brazo izquierdo debido a su dolencia coronaria. En un par de ocasiones le escuché decir: que raro, hoy no me duele el brazo... extrañado, como echando en falta ese dolor y bastante cabizbajo. El se había acostumbrado tanto a sentirlo, que jamás le escuché quejarse, tan solo hacía referencia de ello cuando iba a las revisiones médicas. El se sentía fuerte y valiente ya que tenía vencido al dolor.

Puede parecer difícil acostumbrase al dolor - y no hablo del dolor físico- o al sufrimiento, y lo es pero, una vez existente y llegado a ser y formar parte de la vida como algo cotidiano, ocupa un lugar muy profundo y nos condiciona de tal manera que hace de nosotros dependientes de mantener ese estado. El dinero llama al dinero, la felicidad llama a la felicidad y, el sufrimiento no solo llama al sufrimiento sino que, renuncia y descarta a todo lo que pueda minimizarlo. El ¨sufridor¨ recarga sus pilas basándose en su sufrimiento, en la posible carga o razón del porque de ese sufrir ,y se convierte en alguien sumamente fuerte dentro de su debilidad. A la larga, siempre se verá envuelto en escenarios similares con el fin de seguir recargando en un tira y afloja.

A veces me he preguntado que hubiera sido de mi padre, de no haber podido habituarse a ese dolor. Habría sido consciente cada día de su enfermedad y le hubiera debilitado convirtiéndole en un enfermo quejicoso e insoportable de sí mismo. Habría temido morir en cualquier instante o, posiblemente hubiera muerto antes de tiempo.

De la felicidad y el dinero, otro día  hablaremos...



lunes, 16 de julio de 2012

Mr. Miller´s & Co.

Hoy, Domingo 15 de Julio a las 23.30 he vuelto a coincidir con Martin... Martin Miller. Es la segunda vez que nos encontramos tras ser presentados por mi amigo Enrique en ¨La Bodega de Palacio¨, aquí, en el Nuevo Baztán. He de decir que, yo sugerí a Enrique que me lo presentase ya que este, voluntariamente, no lo hubiese hecho ya que me conoce perfectamente y sabe con quien me gusta juntarme, es mi amigo y por este motivo, nunca me hubiera presentado a un tipo como Martin pero, haber oído hablar de él lo convirtió en tentador y quise experimentar un encuentro. Según se acercaba hacia mi , acompañado por Enrique, sentí una ligera excitación de la cual no solo Martin era el causante... era todo lo que me rodeaba y que, a pesar de no ser el lugar propicio para ciertas presentaciones, era el lugar donde yo quería estar. Una vez junto a mi, en mi mesa, pude percibir el contraste de su aroma fresco y seco a la vez que oxigenante. En esta ocasión coincidió que su vestimenta era azulada y a pesar de ello, de ese cierto toque exótico que lucia, el encuentro dejo mucho que desear y nada de lo que había oído hablar acerca de él, me resultaba cierto. Anoche, fui en su búsqueda ya que sabia que se encontraba en el mismo lugar y, allí estaba. Provoqué que me viera y le invite a mi mesa. Él se aproximó ligeramente, como si en vez de caminar, posase sobre una plataforma en movimiento que le traía hacia mi. Esta vez, presentía que la velada seria mas interesante y, así fue. A pesar de que Martin no soltó palabra, me resultaba alguien totalmente transparente a pesar de su mirada gélida y perdida. Yo hablaba por el, de mis labios salían las palabras generadas por la motivación que él me aportaba solo con su presencia. Compartíamos ideas y pensamientos pero estos eran como pompas de jabón que según crecían se explotaban dejando de existir y dando paso a mas y nuevas sensaciones. A su lado, me sentía mucho mas libre de expresión de lo que suelo ser, mucho mas desinhibida y dicharachera y pude percibir que en un momento dado, el se apoderaría de mi por completo con su embriagadora personalidad. Desde luego que, no voy a decir que no disfrutase a su lado en este segundo encuentro y tampoco digo que no vaya a ir a buscarle en alguna otra ocasión pero , se que al igual que con tantos otros, no seremos nunca íntimos, tan solo, conocidos...



http://www.youtube.com/watch?v=g0lEdmXanos

martes, 3 de julio de 2012

Love of my life


                                               


No hace tanto que, me enamoré. El ¨hecho¨, me hizo dudar si en algún otro momento, me había sucedido lo mismo; enamorarme.

Puede ser que el ¨hecho¨ de que una vez llegado el desamor , éste, el sentimiento que se ha tenido, se evapore y no deje huella a pesar de todo lo feliz que nos haya hecho y, a pesar de todo lo que también  nos haga sufrir en el transito entre el amor y la consecuente ruptura. Una vez que nos volvemos a enamorar, puede ser que este nuevo amor nos resulte ser  más intenso que el anteriormente vivido o, al menos así lo creemos debido a la fuerza que ejerce sobre nosotros y pensamos que es el mejor que hemos tenido. Cada instante de amor, por muy breve que sea, suple a los demás, nos nubla la visión y no comprendemos nada más, hasta la próxima.

Se habla de la mujer o del hombre de nuestra vida y, no existe tal cosa, tan solo el hombre o la mujer de nuestras vidas, lo es, mientras está a nuestro lado, mientras así surja.  Podemos tener todos los hombre o mujeres de nuestras vidas que podamos tener. Y dejan de serlo, cuando llega ese momento que no por ser inesperado, deja de serlo.

Seguro que la mujer o el hombre con quien hemos tenido hijos y formado un hogar, les habremos considerado que era ese hombre o mujer, al menos en alguna ocasión ya que, de no ser así, porqué hemos tenido esos hijos y hemos formado ese hogar. Ello, es obvio que no tiene nada que ver a la hora de que dejen o dejemos de ser esa persona de nuestra o su vida, ya que, en la mayoría de los casos, acabamos todos siendo la peor pesadilla del otro y el amor que sentíamos, se convierte en odio y rechazo y, nos preguntamos: ¿ cómo he podido pensar que era el hombre/mujer de mi vida? Y lo era , sí, posiblemente lo fue.

¿Cuantos hombre o mujeres de nuestras vidas caminan a nuestro alrededor? ¿ Cuantos de ellos habrían dejado de serlo ?

Camino, paseo, observo, dialogo, sonrío, me muevo con suma alegría y vigorosidad, vivo con especial felicidad imaginando que cualquiera puede llegar a serlo y, que a pesar de no estar con ese hombre de mi vida, tampoco tengo que dejar de estarlo.

http://www.youtube.com/watch?v=Mjep2QhhDW8

miércoles, 27 de junio de 2012

Patio de butacas


                                                      



Hoy, en estos momentos, habrán cientos de artículos, posts, comentarios referente a los goles que ha metido España. Hoy, supuestamente y según las estadísticas, gran parte de los españoles tendrá buen sexo esta noche y, otros, lo tendrán independientemente de... pero no voy a hablar de fútbol ya que a pesar de haber visto a solas el partido y haber gritado como loca el primer gol - solo el primero- he decidido calmarme no sea ser que, me entre necesidad y me quede con hambre.

Está claro que seguimos instintos, costumbres, tendencias y que somos repetitivos en nuestros actos, somos como monitos o, más quisiéramos. Estos, los monitos, imitan ya que carecen de raciocinio - quien lo ha dicho - y nosotros imitamos porque razonamos y nos gusta seguir a otros y hacer lo mismo. En el fondo no hemos perdido ese vinculo que nos une con el ¨monito¨, no solo ese, eso se sabe.

Es tan básico el ser humano, somos tan básicos que vistas y experimentadas las categorías existentes: visto todo. Cada situación que se genera en la vida, tiene similares características a otras cientos de miles con tan solo mínimas variantes de tiempo, pero no de orden. Es como seguir patrones pre- definidos constantemente lo cual y, debido a la experiencia, conlleva a la falta de interés debido a que el resultado, es casi siempre sabido. Intentamos creer que cada vez puede ser distinto pero, enseguida nos damos cuenta - si es que queremos aceptarlo- de que todo acaba en el mismo lugar y de la misma forma una y otra vez. Las formas son las mismas , al igual que el significado de las palabras a pesar de ser distintas en cada interpretación, sí, interpretación. La vida es una interpretación de principio a fin. Cientos de presentaciones, nudos y desenlaces. Obras bien conocidas, obras universales, representadas por mejores o peores interpretes, más ricos o más pobres, pero las mismas obras día tras día. En distintos idiomas y culturas. Hasta aquel que así lo entiende, está interpretando ese papel. Y el que no interpreta nada, inconscientemente, es también actor. Hasta en sueños interpretamos y, aquí si que dejamos rienda suelta y no se interpone modalidad alguna, ciencia ficción, acción, romántico, bélico, sexual...

Hoy, una amiga y yo, mientras interpretábamos tomar una cerveza en una terraza, ambas interpretábamos la interpretación de unas personas que nos interesan y, hemos interpretado que la interpretación de estos, es la misma que la de otros y , que la de otros por llegar y que nosotras, seguiremos interpretando, como lo haría cualquiera.

martes, 26 de junio de 2012

Angels time...

Los últimos partes meteorológicos preven calor sofocante hasta el Jueves. Anoche a las 00:25 la temperatura era de  29º lo cual no ayudaba a conciliar el sueño. La ventana de mi habitación estaba abierta y la persiana a medio alzar. Es una ventana muy peculiar, es la ventana de la cual tantas veces hablo, esa por la que siempre miro mientras escribo, por la que estoy mirando en este instante. Es de las primeras de aluminio, de las que no cierran herméticamente como las de ahora, esas que entra aire por las rendijillas entre los carriles. En invierno, se que se pierden calorías pero, que suerte poder tenerlas y dejarlas escapar. Me gusta que entre esa pequeña dosis de oxigeno a la casa a la vez que está la calefacción en marcha. No me gusta la sensación de hermetismo de las ventanas modernas. En épocas de frío, al dormir, y ya que el cabecero está justo bajo la ventana, entra un hilito de aire que me roza suavemente la frente creando un contraste con el calor de la casa lo cual  favorece mi sueño a la vez que ayuda a refrescar  mi sesera...

Anoche, como iba diciendo, la ventana estaba abierta debido al calor. Hice intención de dormir pero era casi imposible. Me quedé bien quieta, relajada y dí una cabezada mientras soñaba brevemente hasta que el aire fresco, por no decir frío, que entraba por la ventana, me despertó. Miré el despertador y no era aun la 01:30, me di cuenta que iba de blanco, justo como se requiere y, asocié el breve sueño y el frío que me despertó con  otros momentos similares de hace algo más de un año atrás.  Aun estaba a tiempo para volverme a dormir antes de la hora exacta... Me levanté y encendí unas velas y puse una botella de agua con el tapón abierto en el cabecero de mi cama. El frió me volvió a despertar en otra ocasión ya pasada la hora mágica. De madrugada, ya no sabía si dormía  o , entre sueños y pensamientos volaba junto a los vencejos que alegres en el frescor de la dudosa luz del amanecer  no cesaban de emitir sonidos que eran la revolución, que bien se lo pasan  !! vaya pájaros que están hechos!!! creo que me decía a mi misma. Al despertar, bebí mi botellita de agua, como indica la tradición ( hay quien se toma un paracetamol o hiperico)y, a por este maravilloso día!! Cruzo la calle y me dirijo al coche, desde unos  metros activo con el mando el abrir la puerta y no la abre: me la habré dejado abierta, es algo normal... me aproximo y observo que mi asiento está hacia adelante y, esto ya no me resulta tanto. Un señor que pasea me dice: que te han roto el cristal trasero, el del lateral. Me acerco y veo que han sacado los asientos traseros de su sitio para tener visión del maletero. Los papeles por el suelo y, lo típico en estas situaciones.
No he pensado en nada, no me he cabreado ni me he sentido mal. Me he montado y me dirigía a trabajar como cada mañana con un poco más de corriente de aire debido a la ventanilla rota, eso sí y, pensando a quien llamar para que me viniesen a cambiar la luna pero, justo en ese preciso instante paso frente al concesionario Opel que me pilla de paso, doy al intermitente y entro en los talleres , pido cita y a las 11:30 regreso a dejar el coche para que pongan la luna y los filtros del polen que obstruidos impiden que funcione el aire acondicionado desde hace un par de años. De camino a casa, caminando por la solanera, voy pensando en cosas que debido a este incidente, puedo hacer y, de forma instintiva paro en un lugar donde trabaja alguien que conocí de forma fortuita y agradable,  hace unos meses mientras aparcaba y golpeaba mi parachoques contra un bolardo, en mi barrio. He entrado en el taller mecánico donde trabaja y he preguntado por un chico de Toledo que yo conozco, esas han sido las palabra y, ahí estaba ese chico, nos hemos saludado , me ha dicho que ha vuelto a ser padre y, unas palabras más y adiós!  Según él, en un correo que he recibido horas después, el hecho de haberle ido a visitar, ha sido como un gran regalo y ha alegrado su día.  He seguido caminando por Avenida de Oporto hasta el centro de estudios donde cursará mi hijo en Septiembre, la idea era intentar hablar con el director para ver si había posibilidad de que ese fuese el centro de estudio y no otro, ya que las posibilidades son pocas debido a que es un centro pequeño y las plazas son limitadas. He hablado con él y, no solo me ha dicho que si mi hijo saca la nota  de calificación adecuada será admitido sino que está soltero y que no le quiere nadie (... ) no solo eso, sino que ahí mismo me he matriculado en historia y literatura que siempre desee hacerlo y nunca hubo momento... hoy, ha sido el momento.

El coche me lo entregan el Jueves a ultima hora de la tarde pero,  mañana hay huelga de Metro de Madrid y, aunque no me debería tocar sufrirlo en condiciones ¨normales¨ me va a tocar y, puede que me venga muy bien!

lunes, 18 de junio de 2012

¡¡¡ Ay !!! ¡¡¡ouch!!! ¡¡¡ aie!!!

Si todo aquel que tiene o  provoca un accidente, analizase el porqué del hecho, en la mayoría de las ocasiones, se daría el caso de que, éste, estaba en una situación u estado anímico ¨anormal¨. Casi todos los resultados de  nuestros actos tienen que ver con los factores que nos rodean y como éstos nos estén afectando. Así conducimos, caminamos, nos movemos, hablamos, nos expresamos y,  hasta enfermanmos, dependiendo de nuestro ¨surround¨. Hace una semana, sufrí un accidente doméstico, fue doméstico como pudo haber sido de tráfico o, como peatón. Recuerdo que llegué al parking de casa después de dar una vuelta y, solo se eso, que llegué, pero debió ser de forma autómata ya que a penas recordaba por donde había estado circulando, puede que casa de campo, C/ Alcalá, Gran Vía.. obviamente, el instinto me iba indicando cuando parar en los semáforos y en los pasos peatonales y que ruta seguir pero, en realidad, estaba en otro lugar, en mis pensamientos mas profundos y lejanos. A la hora de la cena, aun no había regresado, seguía ahí barrenandome el cerebro y al freír las croquetas fue el momento en el cual algo en mí decidió poner fin a esa absurda situación y, me queme los dedos de lo lindo, eso sí, terminé de freír las croquetas con todo el dolor del mundo y las serví. Un tercer grado que, pudo haber sido peor aun si, de camino a casa, me salto un semáforo en rojo o, un paso de peatones cuando alguien se dispone a cruzar. Sentía el horrible dolor que no cesaba mas que de bajo el agua fría del grifo. Pasé la noche con la mano metida en un barreñito de agua y, finalmente, de madrugada, debí quedarme dormida. Tan solo hasta el Sábado pasado, fue que no entendí porqué me había quemado y, el porqué de la lógica que anteriormente he explicado. Tan solo el Sábado, después de una semana del suceso, estando acompañada por mi hijo mientras esperábamos ser atendidos en ¨La Bodeguilla de Palacio¨ se acercó nuestro amigo Enrique a decirnos que había para comer y, entonces , al verme la mano vendada me preguntó que me había pasado y le conté... Cuando él mirándome a los ojos volvió a formular una extraña pregunta ; Sila, y ¿eso para que sirve? -refiriéndose a la quemadura-  espontáneamente y completamente convencida le contesté; Enrique, esto sirve para encontrarme a mi misma de nuevo, para volver a sentirme. El, miró a mi hijo y le dijo; hay que ver, Arturo, las cosas que dice tu madre... y, se dio la media vuelta y pensativo volvió a su tarea.

Siempre, la vida intenta ayudarnos a encontrarnos cuando estamos medio perdidos, a ponernos en camino de nuevo pero, no siempre nos damos cuenta de que este es el motivo...

domingo, 17 de junio de 2012



No puedo evitarlo... todo me recuerda a ti.

Tus besos, tus caricias, tu sonrisa, tu voz.
Tu caminar, tu mirada, tú, precoz.
Tus consejos, tus regañinas, tu amistad.
Tus lamentos, tu ironía , tu felicidad.
Tus llamadas, tus ausencias, tu presencia.
Tu frialdad, tu ignorancia, tu inocencia.
Tu dolor, tu amor, tu intransigencia.
Tu fealdad,  tu belleza, tu pureza.
Tu admiración, tu condición, tu crudeza.

Todo me recuerda a ti pero, no creas que eres tú.



miércoles, 13 de junio de 2012

Ace of Spades




As de Picas:
Su significado se remonta a la filosofía creacional primigenia. Representa la unidad del elemento AIRE, uno de los 4 elementos con los que está creado el mundo.

El As de espadas (su representación en la baraja española) es el arcano menor del Tarot que representa la inteligencia, el dominio de emociones y situaciones por medio de la inteligencia y el autodominio, lo atraviesa y lo domina, profundizando hasta su raíz espiritual, la paz interior, y la victoria. La Espada nos enseña que la capacidad intelectual y el autocontrol pueden ayudarnos a vencer las batallas del día a día y a no dejarnos engañar por el bullicio de la vida cotidiana.
Pero su significado adivinatorio raramente es positivo: Las picas vaticinan el final de un amor, un acontecimiento doloroso e incluso una posible ruina económica. Si a una carta de picas le acompaña el nueve de picas, anuncia la destitución o la muerte. También en caso de que se presente en posición invertida pronostica desgracias y situaciones dolorosas.
                          
$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$                                 
Hubo un tiempo hace mucho, en el cual, mi necesidad de cambio, de evolución, de lo que fuese que me ayudase a llegar a una catarsis, me convirtió en recolectora de amuletos. Buscaba en objetos extraños que me encontraba a ese numen de la suerte, que tanta falta me hacia. Normalmente, me deshacía de ellos al instante ya que entendía que era ridículo depositar mi futuro en una piedrecilla perfectamente plana y circular, o en una rama de un árbol especialmente retorcida. Tan solo dos de ellos me han acompañado durante más de 20 años metidos en los monederos que he ido cambiando a lo largo de este periplo y, se trata de una carta de la baraja Francesa,  el as de picas y, un trozo de un US dollar, la mitad de un billete de 1 dollar para ser más exactos. Ambos ¨ amuletos ¨ les encontré el mismo día, un día ventoso de otoño mientras sacaba de paseo a mi perro de por entonces, el Niky. Al salir del portal, empezaron a levantarse las hojas debido al viento que soplaba y, entre las hojas salió disparada una carta que calló ante mi. Al caminar por encima de ella, pude ver de que carta se trataba y el hecho de verla ante mi perfectamente posicionada, hizo que la recogíera de inmediato y sin saber nada a cerca del significado que tenía en el tarot, me la guardé en el bolsillo y pensé en mantenerla conmigo, como de costumbre, tan solo pensé que me daría suerte. Unos pasos más adelante, ya en el parquecillo, seguía soplando el viento y arremolinando papeles cortado en cien pedazos. Pude comprobar que se trataba de unos dólares Americanos que alguien había hecho trizas, cosa que me extraño de que modo... entre tanto picadillo, había quedo medio billete salvo y le cogí y , pasó a formar parte del conjunto que hasta hoy me  han acompañado. Digo hasta hoy porque, hoy, revisando cuanto dinero me quedaba en el monedero, me he acordado del conjunto y he decidido deshacerme de ellos. Me ha costado tomar la decisión. He intentado  evaluar cuando empezó a irme mejor la cosa, si a los 10 años de llevarles encima o, aun no me  ha llegado el momento o, han dejado de surgir efecto, si es que surgió en algún momento. Antes de hacer cachos la carta, he pensado en que si al romperla, cambiará mi vida y, y si cambia pero para peor. Estaba decidido, adiós a la carta y punto, ras! ras! y a la papelera. Ahora le toca el turno al dólar... pero, al sacarlo llegado este momento, he recordado que había algo escrito en uno de los bordes, la mitad del nombre de un país y, el nombre completo de un hombre. Antes de acabar con éste también, se me ha ocurrido introducir este nombre en google y, bingo!!!! existe un hombre con dicho nombre en tal país y, como era de esperar, éste tiene cuenta en Facebook. Obviamente y, debido a las circunstancias  tan  ¿como se podría denominar ? pues eso, que no he podido más que enviarle una solicitud de ¨amistad ¨ avanzandole brevemente la historia que hay detrás.  Recuerdo perfectamente cuando me preguntaba al leer ese nombre , en aquel momento cuando lo encontré, quien podría ser esa persona, que aspecto tendría y, que nunca lo llegaría a saber pero, curiosamente, hoy sé que aspecto tiene y, hasta puede que lleguemos a ser ¨amigos ¨. También puede darse y posiblemente así sea que, el pobre hombre se crea que soy una zumbada y me ignore pero, sin lugar a dudas que me acompañará su nombre escrito sobre un cacho de dólar, el resto de mi vida.





martes, 12 de junio de 2012

Líneas, otra más...

Cuando una persona cree estar feliz, estar, pues no ser... milagrosamente ve todo lo poco que puede ver a su alrededor, de color de rosa. La ¨felicidad¨ es como una maravillosa venda en los ojos. Nos permite no ver lo que nos rodea, eso que va evolucionando a nuestro alrededor y que no siempre es para bien, a pesar de nuestro empeño en convertirlo y mantenerlo.  Esa felicidad, consigue que el suministrador de la misma - siempre lo hay tenga el aspecto que tenga- se convierta en un dios, ya sea el jefe, el hijo, el amante o el cónyuge, así lo consideraremos mientras sea portador de eso que a nosotros nos motiva hasta hacernos felices. Este estado es verdaderamente alucinante, hasta el punto que, nos aisla del mundo real, dejamos de tener los pies en la tierra y todo lo que ocurra fuera de este espacio nos resbala. Lo mediocre llega a ser magnífico, lo feo se convierte en precioso y un pisotón nos hace hasta gracia, el gris deja de existir abriéndose ante nuestros ojos un abanico de colores y, nos creemos que todos están bajo la misma influencia que nosotros, todos somos felices. Todo queda al margen de tal manera que el mundo parece un lugar mejor. Hasta que sucede lo que casi siempre sucede, la decepción, la cruda realidad y, en ese instante es cuando empezamos a ver la vida un poco tal y como es. Nuestro nuevo estado de tristeza- no por ello de infelicidad-  hace que profundicemos en la verdad y vemos el mundo ni del revés ni del derecho sino tal y como es. Los pisotones fastidian de lo lindo, la gama de colores se reduce considerablemente o, simplemente es que ni nos interesan, de repente las noticias parecen llegarnos de una fuente irreconocible y nos enteramos de que el mundo existe y subsiste, malamente. Llegamos a esa línea tan fina que reside y la traspasamos y, eso o, ese, o esa cosa, ser, deja de ser y, se convierte en lo que no era, lo que no era mientras estábamos felices ya que ello, la felicidad nos cegaba .En  este otro lado de la línea, vemos posiblemente lo que tampoco es, sino lo que la decepción ha creado, lo que vemos y sentimos bajo la influencia de la tristeza y del dolor. Hoy, he llegado a un estado de tristeza después de haber transcurrido y disfrutado de un periplo bastante -bueno-,  se que me va a venir bien para re-encontrarme con esa pequeña parte de mi que se había dispersado y, hasta nuevo aviso, eso sí, por supuesto !!! así es la vida!!!



http://www.youtube.com/watch?v=xw-xG4m4IDU



sábado, 9 de junio de 2012

Pisando fuerte




Si nos fijamos y, si  así lo deseamos, podemos ver toda clase de señales. No esas señales que señalizan por donde alguien supone que debemos ir los demás, no... me refiero a esas señales que nosotros decidimos que lo sean. Esas que vemos cuando más nos hacen falta ya que las vamos buscando y que  nos agarramos a ellas como el que se agarra a un clavo ardiendo, y esas otras que siempre están a nuestro alrededor pero que no las hacemos caso  ya que no precisamos de ellas o, al menos, así lo creemos. Las señales pueden tratarse de cualquier cosa, todo vale y , nada a la vez...

Se que no debo ir, de ello estoy segura pero, justo ayer , cuando así lo estaba entendiendo, cuando así lo decidí, cuando todos me dicen que no debo, miro a la placa del nombre de  la calle donde estaba estacionado mi coche y se llama justo igual que el lugar donde yo no debo ir y, al Montseny. No entiendo porqué aparqué en la calle del Montseny ayer, justo cuando iba entre otras cosas, a hablar con alguien para que me aconsejase que hacer.

La emisora de radio que suelo tener seleccionada por defecto es Rock & Gol. Al entrar al coche, lo hice desde la puerta del co-piloto ya que por la del conductor no tenía suficiente espacio, al cambiar de un asiento a otro, le arree una patada a los mandos y se cambio la emisora a una extraña que,  después he querido buscar para asegurarme de que existe y, no ha habido manera. La canción que se escuchaba, ya casi al final en la parte del estribillo, era ésta de Miguel Bosé en sus comienzos, y en Ingles...

http://www.youtube.com/watch?v=6jmIrPmcDcc

siempre la había escuchado en Español y no tenía ni la menor idea de que existiese esta versión. Esta canción, la podría tomar como otra señal paralela a la anterior. Mejor dicho, yo estoy en el medio, entre las dos. Ambas, se refieren a  lugares, uno de ellos, no me corresponde ir, mi me corresponde quien lo ocupa. El otro, no debo ir aunque pudiera corresponderme el lugar y el que lo ocupa.  Esta tarde, según caminaba con mi hijo por la calle Jorge Juan de camino hacia la peluquería de German -el amigo de mi amiga- me ha dicho; mama, mira que pisas fuerte al andar y, esa es la señal con la que me quedo, las  otras dos, no significan nada...

domingo, 3 de junio de 2012

MIAUUUU maulla mi gato !!!!

Siempre he considerado que el oficio de taxista, debe ser duro pero, desde luego que cada kilómetro dedicado a cada servicio, no solo es una carrera , sino que podría considerarse como tal universidad, el día  a día de un taxista de cualquier gran ciudad.

Ya he contado alguna anécdota relacionada a este gremio y, podría contar alguna más, unas agradables y otras menos, como la que voy a relatar ahora.

Desde muy pequeña, me encantaba ver en televisión cada semana un programa que había dedicado a la zarzuela.  No sé cuando ni como, le comenté a mi amiga está afición pero sin más ya que, pensé que este arte  había pasado a la historia. Ella, que es así, buscó la forma de llevarme a la zarzuela en vivo y, hoy, era el día. Chulapa ella, Chulapa yo y, ¨La Chulapona¨, de nombre la función.

Estaba perezosa de conducir o, más bien de pensar en la idea de tener que buscar donde aparcar en el centro de Madrid por lo que, he decido ir en taxi. Según caminada hacia la parada, iba pensando que si el taxista era extranjero, que le daría la dirección del teatro y que de ser ¨nacional¨ le diría sin lugar a duda;  al teatro de la Zarzuela, por favor! inconfundible... Al entrar en el vehículo, he visto que el señor -taxista- era de aquí - ya no sé ni como denominarnos- y ni corta ni perezosa, le he contado lo que venía pensando por el camino, lo de las 2 versiones de como indicarle el destino- no el suyo obviamente, sino el mío en ese instante. El señor ha arrancado y nada más empezar la carrera, ha sacado de la guantera un CD de Serrat en Catalá y así hemos ido recreándonos por las calles de los Madriles, y sin mediar palabra. He estado a punto de decirle que  cambiavamos de ruta y que me hubiese llevado a la plaza de Colón y que hubiese parado bajo la bandera ondeante de España pero, de haberlo hecho, tan solo me hubiera puesto a su altura y no he considerado apropiada la idea a pesar de que se me han revuelto las tripas, durante unos minutos, nada más ya que más no merecía.  Al salir del taxi, me he despedido cordialmente... adéu... y, que alegría al llegar a la puerta y ver tanto bueno allí esperando y, que bueno ver que estamos recuperando algo tan NUESTRO como es la zarzuela y, cuando digo NUESTRO, no me refiero a exclusivo castizo de Madrid, como lo es, sino NUESTRO como parte de la cultura de España.




También le podría haber dicho;  i que visqui l'altiplà...que cony feixos aquí però, m'ha donat pena pensar que traumes pot haver hagut de, he estat molt Madrilenya i li he acollit.















martes, 29 de mayo de 2012

Redondo de ternera, eran...

Se dice que, siempre hay alguien que estropea la foto, que agua la fiesta, que arruina tu día.
Hoy,  mi día no ha sido aguado, ni arruinado por nadie y, lo de las fotos, la solución es no dejarse fotografiar.

Esta mañana antes de salir de casa, he dudado si me ponía o no unos zapatos enrollados  nuevos. Cabía la posibilidad de que el hecho de ser nuevos, pudiese hacer que en  unas horas me molestasen pero, como no lo sabía con certeza, me los he puesto aun sabiendo que debería aguantar con ellos unas 12 horas, en cualquier caso. La mañana no ha estado mal- las 2 primeras horas- ha llegado la hora del café , ese que es la maravilla  normalmente , y, al llegar a la cafetería que estaba como siempre, hasta los topes, me ha parecido un horror lo que en condiciones normales, es una fiesta hasta que toca el turno y, he dejado plantadas a mis amigas y he salido pitando y he bajado a la  cafetería de la planta baja  donde sabía que me podía sentar mientras esperaba y tomaba el café. Normalmente me suelo mover mucho por la distintas plantas del edificio alegremente pero, hoy, he evitado esta situación y las veces que no he tenido más remedio, lo he hecho bastante baja de espíritu y nada simpática. Había quedado para comer y he caminado hacia el restaurante con el pensamiento, mejor dicho con todo mi ser pendiente de los dos corazones que latían en mis pies, nada me interesaba en ese momento, absolutamente nada. Malamente he comido mientras disimuladamente he liberado un poco a estos pobres desgraciados pero, y al deslizarlos nuevamente en la trampa... !chispas!

Hemos visto de vuelta, al pastelero que siempre nos saluda y dice alguna parida que normalmente soportamos pero, en este caso, ha recibido un gruñido de por mi parte. Dan las 18:00, se acabó la jornada y de camino a casa voy dejando en sus destinos a 2 compañeras, esto alarga el camino pero bueno. Lo que normalmente es un vacile y risas, ha sido de lo más aburrido, apenas he conversado con ellas y estaba loca por dejar de verlas ,ya. Aun me quedaba otra ruta por hacer antes de llegar a casa... ir a un centro comercial a recoger un paquete. Conducir es de las cosas que mas disfruto y en esta ocasión  ha sido un horror, el dolor que sentía al acelerar o frenar me hacía sudar ya que me alteraba el sistema nervioso. He sacado un dedo a un conductor y un peatón que cruzaba por donde no debía, le he dado una pitada, cosa que no hago en condiciones ¨normales¨. Al llegar al aparcamiento de casa, me he quitado los zapatos y he caminado descalza. En ese momento, he sido la mujer mas feliz de la tierra a pesar de llevar los pies como dos redondos de ternera atados. Las marcas, acaban desapareciendo una vez liberados y los pies vuelven a la normalidad.

Esta situación de hoy en concreto, me ha hecho pensar en mi, en la cantidad de años que fui  siempre con la sensación de llevar los zapatos super apretados. Quería quitaremos ya que debía, debido al dolor, pero al igual que hoy los he aguantado pudiendo haber parado en una zapateria y comprar unas chanclas baratas y así dejar de sufrir y no lo he hecho, así me sucedió durante años y ello, a pesar de mi empeño en ver las cosas maravillosas de la vida y saber que existían, era más fuerte el dolor y a lo dulce lo convertía en amargo y el sol siempre estaba nublado. Yo sabía que los zapatos eran el problema y poco a poco les fui aflojando la hebilla hasta que un buen día conseguí desabrocharlos por completo y lanzarlos a los vientos. Desde ese momento, todo retomo su forma original ya que el dolor no distorsionaba ni visión, ni mi tacto... ninguno de mis sentidos, esos que estaban ahí esperando a que yo resucitase y, así fue. Me dije que , por supuesto que volvería a ponerme zapatos, todos los que necesitase hasta que encontrase el que se adaptase perfectamente a mi horma pero que, también debía entender que a veces, hacen rozaduras pero es por mal uso, no porque en realidad no sean los adecuados. Me prometí a mi misma que no volvería a aceptar zapatos que me apretasen de esa manera, que nadie merece tal sacrificio y que uno, se puede y debe descalzar cuando así lo considere.



http://www.youtube.com/watch?v=JEgg33GOBbM

viernes, 25 de mayo de 2012

Sonidos del silencio...


Al rato de haber colgado el post, se escuchaba el himno nacional, que raro...


Esta mañana mientras tomaba café en el ¨Gallego¨ me he enterado ( siempre que quiero saber, allí se ) de que, el trofeo que se disputaban era ¨La Copa del Rey¨, de ahí el escandalo ¨In extremis¨ que había en la zona y, la amenaza de bomba que hubo aquí al lado de casa en el intercambiador de la Plza Eliptica...

Siempre ese  maldito ruido...

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::



Si pusiésemos atención e intentásemos constantemente ir identificando los cientos de ruidos que nos rodean resultaría insoportable, demencial. Llega un momento en el cual, el oído deja de oír y hasta de escuchar, que no es lo mismo. En estos momentos, oigo las sirenas de la policía y ambulancias que se deben estar dirigiendo al Vicente Calderon, hoy juegan el Barça y el Atletic de Bilbao no se que trofeo. Mi casa está a unos 3 kms del estadio y dependiendo de como venga el viento, se si marca o  no el Atleti. Se oyen también las bocinas de los coches y griterío de fondo.  Helicópteros sobre volando la zona, más sirenas, claxon, sirenas algo mas alejadas, bomberos. Un perro que ladra en la plaza, un coche acelerando, un frenazo, un petardazo, mi ordenador que de forma continuada practicamente insonora suena excesivamente penetrante, mas bomberos, sirenas, mi perro tumbado ya asfixiado de calor roncando como lo que es, una bestia, el grifo del lavabo, se que el perro se está levantando ya que al caminar suenan las uñas en el suelo, se tira junto a mi contra el armario y zamarrazo, mas sirenas, alguien está abriendo un bote de coca cola en la cocina, abren la puerta del vasar para coger un vaso, ésta chirría un poco, otro petardazo, sirena. Escucho un ruiseñor, a los gurriatos, a lo vencejos, al Joey que es el loro que tiene mi sobrina que vive dos pisos más arriba, oigo mis dedos golpear el teclado y el ruido de las teclas medio enloquecidas por la velocidad, me rasco la cabeza y oigo el contacto de mis dedos con el cuero cabelludo, estiro las piernas y suenan las babuchas según se deslizan mis pies por el suelo, una pelusilla entra por la ventana y justo va a entrar por un orificio de mi nariz, intento expulsarla y escucho el aire como sale zumbando a la vez que la pelusilla. Parece que durante unos instantes, reinan las aves y las sirenas cesan, para que he hablado, ya regresan, el autobús 55 acaba de llegar a la parada, frena y acto seguido continua la ruta alejándose junto a su propio ruido,  una moto que pudiera ser una Harley, el griterío de unos niños,  mas pájaros, más y más y más ruido. Pufff, resoplo, una urraca, el perro de antes, el helicóptero.


¿ Donde está ese sonido básico tan necesario? lamentablemente quedó atrapado entre tanto ruido...



http://www.youtube.com/watch?v=Z82tz9x7WcQ

lunes, 21 de mayo de 2012

Rodin-eando





Estoy segura de que, en estos más de 230 textos que van escritos, me habré repetido en alguna ocasión en mis pensamientos. En esos que no son mios más que mientras permanecen en silencio. De esos que también pertenecen a muchos otros. Aunque me he parado a pensarlo, tampoco es que me importe, en realidad, es que no me importa en absoluto.

El pensamiento no implica nada material de forma directa, se le puede dar vueltas y más vueltas y sigue siendo libre y gratuito, de ahí que varíe con tal facilidad. Todos creemos ser dueños en ocasiones, de esos pensamientos que otros interpretan para nosotros. Quien no ha escuchado a un reconocido pensador y se identifica con sus palabras, con sus pensamientos... quien no ha escuchado a cualquiera que no sea un reconocido pensador y se identifica con sus palabras, con sus pensamientos. Quien en alguna ocasión no ha dicho;  es verdad, yo también pienso lo mismo. Y, no es que se pensase lo mismo con antelación, sino que se empieza a pensar en ese mismo instante que se escucha por vez primera , adquiriendo el derecho a ese pensamiento y atribuyendolo ya como propio.

Nadie es dueño de sus propios pensamientos ya que una vez expuestos, se podría comprobar  que esos mismos ya son compartidos por cientos de miles y , no solo en silencio.

El pensamiento es un fenómeno colectivo, una especie de pócima ludi-afecti-belica-amorosa, entre otras muchas cosas...





lunes, 14 de mayo de 2012

En transito...






Siempre consideré que llegado el momento de tener un hijo, me gustaría poder estar a su lado lo máximo posible. Llegó ese momento y ese hijo y pude llevar a cabo lo que siempre desee, emplear cada instante posible a su lado. Disfrutar del desarrollo de ese nuevo ser que, tan breve e irrepetible es. Hasta que mi hijo cumplió los 4 años, trabajé por horas en una casa cuidando de unos señores mayores, ellos eran como mis segundos padres, seres maravillosos de los que aprendí mucho. Aquello acabo según se acabaron sus vidas y yo, tuve que buscar un nuevo empleo. Me anuncié en el ¨segundamano¨ que por entonces, era impreso y me tocaba ir cada semana a renovar el anuncio a la propia agencia.
¨Se ofrece secretaria bilingüe media jornada¨ Así decía el anuncio. Llovieron las ofertas y entre ellas, una me eligió a mi y, digo me eligió, porque me tocaba a mi y, no sé porqué razón. Me ofrecían un contrato de 4 horas por las tardes, de 15:00 a 19:00 y a mi no me parecía apropiado ya que yo quería trabajar las mañanas para estar con mi hijo por las tardes, no sé porqué esa necesidad. Rechacé el puesto pero la persona que me lo ofrecía me dijo; no seas tonta que te vas a arrepentir si no lo aceptas, es la mejor oferta de trabajo que jamás vas a recibir, prueba unos días y si no te gusta , lo dejas. Probé y no me gustó, sencillamente me enganchó! A los 6 años me ofrecieron aumentar la jornada a 6 horas y ya entonces me pareció bien ya que mi hijo tenía 10 años y, no me necesitaba de la misma manera o, al menos de la manera que yo pensaba que me necesitaba. Hace unos meses, me volvieron a hacer otra oferta, esta vez la de aumentar la jornada laboral a 8 horas diarias y, acepté. Mi hijo cumplió en Marzo 18 años y ya, obviamente no me necesita de esa forma que menciono. Nosotros somos los que creamos en nuestra necesidad la dependencia que otros puedan tener hacia nosotros. Sin darnos cuenta que, somos nosotros quien dependemos de ellos. Durante toda su existencia, curiosamente mi trabajo ha ido marcando pautas en cuanto a las supuestas necesidades de mi  hijo que a la vez lo eran mías. Según su necesidad a ido decreciendo  así ha ido aumentando mi jornada, menos me necesita, más trabajo. Me doy cuenta, que yo sí le sigo necesitando y él también a mi pero, él ya puede ¨vivir¨ sin mi y a pesar de que me duela el corazón, debo reconocer que yo también debo empezar a hacerlo- se entiende-. Desde hace unos meses, le encuentro cambiado y, eso tiene un porqué... !!!está enamorado por primera vez!!! a pesar de sospecharlo desde hace éste tiempo, fue ayer cuando me lo dijo oficialmente y, no sé que sentí, no puedo explicarlo pero, diría que algo así como las escenas de las películas de fantasmas cuando se ve como el alma se separa del cuerpo, algo así sentí en mi interior, como si el vinculo que habíamos tenido hasta ese momento terminase ahí y otro nuevo comenzase. Para él, puedo observar que va a ser fácil ya que esto que le ha sucedido, forma parte del transito natural de la existencia y desde ya, desde hoy mismo, está haciendo sus particiones de como emplear el tiempo conmigo y con su ¨novia¨ - se que soy muy afortunada -.  Debo decir que, soy muy feliz porque ya ha sacado los pies de las alforjas y que de un día para otro, veo ante mi a un hombre capaz, no solo porque esté enamorado, sino porque el arte de amar constituye en gran parte el arte de vivir.

Y yo, debo de ahora en adelante ¿cómo diría yo?  pues aprender de mi hijo y, seguir el transito de mi ¨nueva¨vida.  !!que duro!!!

http://www.youtube.com/watch?v=tnD0eVdHJfI

domingo, 13 de mayo de 2012

Time Passages - Annex I

He creído interesante , aunque solo sea para mi referencia, ir añadiendo al post inicial  del domingo, 4 de septiembre de 2011, anexos según voy recordando experiencias similares a las descritas en éste o, nuevas que surjan, también relacionadas.


Hace unos 25 años, cuidaba de unos niños y un día, el abuelo de estos vino a la casa una mañana a traer unos níscalos que éste había cogido en el campo.  Era la primera vez que le veía y su porte y educación me impresionó. Al ser yo amante apasionada de tal afición y de su consumo, pregunté al caballero que de donde los había cogido ya que me ponía en el lugar de inmediato. El me dijo que los había cogido en un pinar por Burgos. Pero en que lugar de Burgos, pregunté sin estar segura de respuesta, ya que normalmente, nadie está dispuesto a desvelar lugares tan preciados. El me dijo, en Villanueva y, yo añadí, ¿Villanueva de Gumiel? Los ojos de aquel hombre se abrieron como platos y un brillo irradió su semblante más de lo que ya portaba. ¿ Tú conoces Villanueva? me preguntó. Pues claro que lo conozco, contesté. Desde aquel instante, el hecho de conocer Villanueva, su pueblo, creó entre nosotros un vinculo muy especial, más allá del hecho importante de ser la persona que cuidaba de sus nietos. Y, ¿porqué conozco yo el pueblo Burgalés de Villanueva de Gumiel? Pues sencillamente, porque mi primo Gumersindo y su familia, son de allí. Mi primo es el marido de mi prima hermana Mari pero, él y su familia, son como la mía propia ya que desde niña siempre me acogieron e hicieron sentir como uno más. Ya por entonces, hace 25 años, conocía de oídas , a uno de los hijos de Lucio, así es como se llamaba este caballero que para mi es un honor poderle recordar. Hace unos meses coincidí y conocí a éste, su hijo , en una fiesta familiar ya que el vinculo con la familia a pesar de los años, se ha mantenido. Este, el hijo, según supe, había estado viviendo en Villanueva durante un tiempo en la niñez. Hace unos días, hablé con mi primo Gumersindo de ésta persona y me asegura que debido a la edad que ambos tienen, posiblemente ya entonces, en el pueblo, a tan corta edad, ellos ya jugaron juntos por la era  o hasta fueron a la misma clase. Cuantas hazañas podrían recordar si se pudiesen volver a  encontrar.  En este caso, alguien muy próximo a mi en la actualidad, ya empezó en su día, sin conocerme en absoluto y casi sin que yo hubiera nacido, a formar parte de ese vinculo que hoy existe entre la familia de Lucio y yo ... mi primo Gumersindo.


M.C es compañera de trabajo. Antes de conocerla a ella, ya la había conocido también de oídas por mi cuñada ya que la hermanda de M.C, casualmente una tarde de verano de hace bastantes años ya, coincidió con mi cuñada mientras ambas compartían banco en parquecillo. La hermana de M.C, se había sentado casualmente a descansar en ese banco que ni estaba de camino a su casa, donde mi cuñada estaba sentada. Ambas empezaron a hablar y se hilvanó una conversación hasta llegar a la hermana de ésta M.C que trabajaba en tal sitio y mi cuñada asombrada dijo que yo, también trabajaba en la misma empresa. Cuando mi cuñada me comentó la casualidad, al día siguiente fui en busca de M.C para conocerla en persona y, desde entonces, somos amigas que, de no haber sido por la hermana y mi cuñada, posiblemente, solo me hubiese sonado su nombre como una más de las 600 personas que trabajamos en la empresa, o ni tan siquiera...








domingo, 4 de septiembre de 2011




Time passages


Cuando conozco a alguien por primera vez y, se a ciencia cierta que jamás lo había visto antes y, que no hay posibilidad de que nada ni nadie pueda estar vinculado entre nosotros, siempre me queda una ligera sensación de que , si repasásemos uno por uno a nuestros conocidos y llegásemos hasta donde nuestro conocimiento de estos y sus amigos y familiares más allegados pueda llegar, estoy convencida de que alguien, cercano o lejano en esta cadena, coincidiría que es conocido a algun nivel, de alguno de nosotros dos, o, de los dos. O, al menos, si no es una persona, sí nos relaciona un lugar especial que ambos hemos frecuentado y que sin darnos cuenta y sin saberlo, ya nos estaba vinculando, posiblemente desde muchos años atrás, antes de llegar a encontrarnos, ya nos rondábamos.




A la edad de 8 años (+ - ) recuerdo que cada noche, un grupo de chavales de otro barrio, bajaban al mío con sus motos. Eran el terror ya que adrede, aceleraban justo donde los vecinos estaban al fresco para intoxicarnos con el humo y el ruido de los motores. En una ocasión, uno de ellos derrapó en la calzada que era de adoquines y, se fue a estrellar contra un camión que había aparcado. Todos salieron corriendo a auxiliar a este chaval que afortunadamente, solo sufrió unas magulladuras. Años después, cuando yo empecé a salir con mi novio, hablando de anécdotas , salió la conversación de que él bajaba por mi barrio con sus amigos y las motos y, comentó lo sucedido del impacto contra el camión, ya que él era aquel chaval. Nuestra relación siguió adelante y en unos meses conocí a su cuñado y hablando de apellidos y barrios y demás, nos dimos cuenta de que, su prima hermana, había sido mi tía política, y que estuvo casada con el hermano pequeño de mi padre. Después nos casamos y nació el vinculo más fuerte que pueda existir entre nosotros , a pesar de no estar juntos desde hace años. Nuestro hijo.


Hace 13 años, cuando empecé en la empresa donde trabajo. Alguien me dijo, JZ también ha estado en Australia viviendo, como tú. Un día coincidimos y lo hablamos y, resulta que él y sus padres, habían viajado en el mismo barco a Australia y él, recordaba a Julián, que era el niño con quien jugaba por los pasillos. Julián, es mi hermano mayor. También conocí aquí en la empresa a S.M.C y hablando después de años de haber tenido solo una relación laboral, resulta que su abuela y mi abuelo habían nacido en el mismo pueblo, Almoróx y, atando cabos pudimos comprobar que ambos, eran primos hermanos. Ella había ido al pueblo de pequeña , al igual que yo y, más de treinta y tantos años después, nos hemos encontrado en el lugar menos esperado.


A principios de año, conocí a Arturo, se llamaba como mi hijo, que eso para mi ya es excepcional. Empezamos a salir y enseguida descubrimos que teníamos alguien que nos vinculaba no de manera tan directa como en los anteriores casos pero, si existía algún enlace. El es artista multidisciplinario y expuso en El Escorial hace un par de años. Resulta que veo unas fotos de aquel evento en las que él posa con la galerista y la artista que compartió exposición con él y me quedo alucinada cuando veo que se trata de mi amiga Inés González , una gran artista reconocida por su obra gráfica. Pasados unos días, paseamos por Argüelles y paramos en un local donde trabaja un hermano de Arturo, al entrar, veo una cara muy conocida y resultó ser alguien que había estado en mi casa durante meses haciendo una reforma y que llegamos a tener una buena amistad. Resultó que en esta ocasión, esta persona era el dueño de este local desde hacía un tiempo, con lo cual, de alguna manera, entre Inés y Pablo, Arturo y yo ya estábamos vinculados desde hacía tiempo, sin ambos saberlo.








Podría seguir refiriendo más casos y, espero seguir teniendo posibilidad de experimentar muchos más.





jueves, 10 de mayo de 2012

AMICUS

Puede que mi entendimiento o razonamiento en cuanto a lo que para mi significa la amistad sea lo que hace de mi una persona bastante solitaria o, también se podría decir poco acompañada o, bien acompañada por unas pocas personas.

Percibo el vinculo de la amistad y, no me refiero al amistoso, como algo muy serio y que, cuando lo llego a sentir, cuando estoy segura de ello, se que por mi parte, será difícil de romper. La verdadera amistad implica mucho más que una juerga, de hecho, las juergas uno se las corre con conocidos -más o menos- y, con los amigos se comparte lo bueno y lo malo y ya que lo malo abunda, ahí es donde se distingue lo uno de lo otro. La amistad , cuando tiene autenticidad, conlleva un gran esfuerzo no solo el desarrollo, sino el simple hecho de mantenerla. Esfuerzo y recompensa. Todo lo bueno que podamos conseguir en la vida, y digo lo bueno de verdad, lo naturalmente autentico, no llega del cielo. La amistad debe surgir de la nada y de ahí que sea tan importante una vez conseguida. La amistad, el amor... todo aquello que forme parte del motivo de nuestra existencia requiere un esfuerzo el conservarlo.

Cuando he dicho que mi razonamiento hace de mi una persona bastante ¨solitaria¨, me refería a que a lo largo de mi vida, no he conseguido tener muchas personas a las que pueda llamar amigos, no lo que yo entiendo como tal. Sí,  he de decir que los 4 que tengo, me bastan. Saber que existen me reconforta y me ayuda a crecer ya que  sostener vínculos no consanguíneos entre personas, y sin que existan otros motivos de atracción, es todo un reto ya que parece ser que la sangre, tira... y lo otro... también. Se que éstos tienen otros amigos, lógicamente y, que en ocasiones comparto momentos con alguno de ellos pero, nunca dejo que estos se interpongan entre mi amig@ y yo, me refiero a que , los amigos de mis amigos, son sus amigos y no míos. Me encanta que mis amigos me consideren lo suficiente como para que me inviten a compartir momentos con éstos y, les aprecio y tolero mientras sean amigos de mi amig@. La frase; los amigos de mis amigos son mis amigos, no llego a concebirla literalmente... sí puedo sentirme a gusto junto a estos pero, siempre y cuando, mi amig@ esté conmigo y con sus amigos. Si se diese que estos perdiesen el vinculo entre sí, yo no tendría motivo de frecuentarles. Si los amigos de mis amigos llegasen a ser míos, el vinculo de amistad entre mi amig@, perdería fuerza y ya todos seríamos amigos de todos y de ninguno a la vez.

http://www.youtube.com/watch?v=MCW7eS-1DFw   más o menos...

domingo, 6 de mayo de 2012

Aves, a volar...

Siempre me han interesado mucho los animales, (no tanto el hombre) observar su comportamiento el cual a si nos fijásemos un poco en ellos y, en la forma que estos tienen de anticiparnos las alteraciones que la naturaleza va teniendo a veces de forma natural necesaria y , en mayor parte, a causa de nuestra demencia y, que en cualquier caso, nos vemos involucrados. Las aves son mis favoritas, tan frágiles y fuertes a la vez, resistentes hasta el infinito, generosas a la vista y el oído humano (algunos no tanto al estar enjaulados). He vivido gran parte de mi vida en casas bajas con patio y, de los tejados se caian muchos pájaros al suelo, especialmente los vencejos o, también conocidos como aviones. Todo mi afan era salir a cogerlos e intentar lanzarles al aire para que con un poco de suerte, volver al nido de donde procedían , ya que éstos tienen las alas tan largar que no pueden ¨despegar¨ desde tierra.  A veces, me arañaban las manos ya que tienen unas unas muy largas y afiladas y en el acto de soltarles, desgarraban mi piel y durante rato sentía un gran escozor. Recuerdo que mi padre me solía decir; chica, deja el pájaro en el patio que a los vencejos y a las aves de Valsáin, entre otras muchas, el macho les tira del nido y si regresa el polluelo, le volverá a echar fuera. Si acaso fuese otro tipo de ave, la madre vendría a alimentarle hasta que fuese lo suficientemente fuerte como para poder volar y guiarle de nuevo al nido.


El ser humano, no hay quien le entienda... en general, ¿porqué siempre nos empeñamos en mantener en mente todo aquello que nos lastima, aquello que nos ha lastimado?. Curiosamente, tenemos la capacidad de seguir dando vueltas a lo malo durante toda nuestra vida si es preciso, como si lo malo fuese importante de sostener por algún motivo e incluso, si se nos llega a olvidar el autentico motivo del porqué de ese sentimiento negativo hacia alguien debido al tiempo transcurrido, seguimos empecinados en que algo malo nos sucedió y nos acosa incesante en contra del sujeto en cuestión, siendo qué, con esta aptitud, también vamos en contra nuestra. Ya no sé ni porqué, pero te sigo odiando!! Porqué lo bueno, no nos deja el mismo poso y no nos duran los buenos momentos en mente de la misma forma, solo mientras están sucediendo y poco más y,  hasta tenemos que pararnos a recordarles, porque tenemos la  necesidad de fotografiarles. Porque el mal no necesita tener imagen. Porqué si todos deseamos la felicidad y los momentos agradables, no son estos los que predominan y los que sustituyen por defecto a los malos. Debido a qué, son los malos recuerdos y momentos los que consiguen empeñarnos fastidiandonos la existencia una y otra vez y, otra más. ¿Será que es más necesario recordar lo malo que lo bueno? Entonces es que estamos confundidos. No se entiende que si ya conseguimos que el ave cayese fuera del nido, porque nos empeñamos en intentar ayudarle a volar para que regrese, si eso hará que nuestras manos queden despedazadas por sus garras infectas.

A veces, las personas nos empeñamos en mantener en nuestro ¨nido¨ aves que ya no pertenecen a la puesta, huevos que eclosionaron en nuestro nido equivocadamente, de una especie distinta y que aceptamos como propia. Ave que no solo se cagó en el nido, sino que aceptamos limpiarlo. Ave que vuela a su antojo y que regresa al nido a dejar los parásitos ajenos. Aves de rapiña.



Así es el recuerdo del mal y, entonces, porque no dejarlo volar...

sábado, 5 de mayo de 2012

Todo llega...

Efectivamente, todo de lo que consiste la vida está formado a base de ¨todo¨ lo que nos va llegando pero, nada de esto que nos llega, tiene que ver con que todo llega en esta vida. Cada segundo se torna distinto denpendiendo de en que sitio se esté; donde se ha nacido, en que ciudad te encuentras, en que universidad y un sinfín de situaciones. Si tuviésemos la posibilidad de vivir cada día ya vivido en distintos lugares, obviamente, serían entre si  completamente distintos y en cada uno de estos ¨dias fictícios¨ por supuesto también nos llegarían todas esas cosas de las que se forma la vida en ese lugar concreto pero, como he dicho, nunca, en ningún lugar existente, formaran parte de esa frase popular;  en la vida, todo llega.

Si nos ajustamos al significado literal de la frase, tan solo sería cuestión de paciencia que nos vaya llegando todo aquello que deseamos y, ahí está la madre del cordero, el deseo. Ese complemento que nos nutre en gran parte de calorías vacías pero que sin ellas, practicamente no somos nadie. Nos pasamos toda una vida a la espera de todo eso que está por llegar, eso que no es lo meramente cotidiano, sino eso que contrario a la frasecilla, por regla general, no llega. Pero no importa ya que seguimos teniendo nuevos deseos que sustityen a otros que han fracasado y así sucesivamente hasta ese  momento en el que irremediablente, sí llega.

Ayer, alguien me dijo; ya sabes, todo llega y, al leerlo, me quedé fría, pensativa intentando interpretar basandome en la conversación, que es lo que me quería decir... 1/ espera , ten paciencia
2/ No lo sé  3/ puede ser... 

En la vida, todo llega y, ¿ que significa TODO llega? es a caso una forma amable que nos han enseñado a utilizar para que no nos dañe demasiado, para decir que en la vida, no se sabe nada de lo que nos espera ya que el TODO y la  NADA, no dejan de ser la misma cosa.









martes, 1 de mayo de 2012

La Luna viene esta noche, con una soga colgando...






Hoy he pasado la tarde con mi prima y sus hijos. Hacía meses que no nos veíamos y el encuentro ha sido maravilloso. Como es natural, hemos cotilleado lo nuestro y también hemos empezado a hablar de nuestro abuelo y de lo peculiar que éste era y lo mucho que nos aportó a todos. A mi, entre otras muchas cosas, me enseño a ser valiente y tan solo temer al miedo. Hoy, hemos empezado a recordar frases suyas y pensamientos que compartía con nosotros y nos partíamos de risa pero a la vez, le encontrábamos lógica a algunos de estos comentarios suyos como,  cuando se televisó la llegada del hombre a la luna. Hubo gente que salió a la calle a ver si se les veía llegar y otros, como mi abuelo, que se reían de estos otros por creer tan absurda mentira. El decía que no habían llegado a la luna sino al desierto de Almeria y que de noche habían hecho unas fotos y vestido a unos de payaso. Nos reíamos pensando en la posibilidad de que si en realidad, él tenía razón ya entonces, razón debido a su incredulidad derivada de ser ¨analfabeto¨...  y, ¿ que pasa con ese 95% de posibilidades que se barajan de que no llegaron ?  de que todo fue una farsa.  Cuando escuchaba por la radio los kilómetros de distancia entre la tierra y la luna, decía que; como iban a saberlo, que quien lo había medido, que la única forma sería tirar una soga de un lugar a otro y después medir ésta pero que no existía una soga tan larga. Me imagino esa soga de la tierra a la luna y me enternece lo que veo... a ese hombre natural como la vida misma y le quiero por ello, por todo lo que me dio para almacenar en mi recuerdo. Por aquella época, yo tenía unos 7 años y a la hora del parte, nos juntábamos toda la familia en su casa a escucharlo ya que era la única radio que habia para todos. Nadie se atrevía a pestañear y justo cuando acababa, antes de que empezase a entonarse la ¨melodía¨ cierre de la emisión, se levantaba rápidamente y apagaba la radio y entre diente, se le escuchaba decir , no se que... No hace tanto que fue cuando me enteré de porqué apagaba antes de que sonase esa música, según él, maldita. Otra cosa que hemos comentado con los hijos de  mi prima y que nuevamente han alucinado era, cuando tenía dolores de muelas o dientes y se las sacaba con unas tenazas y los guardaba entre los ladrillos de la fachada de la casa. Si le preguntábamos que porqué lo hacía, nos contestaba que para guardarlas en lugar seguro por si le hacía falta regresar a por ellas cuando faltase de este mundo... no creo que mi abuelo supiese mucho a cerca de los Farones pero, no solo guardaba sus muelas, por si acaso.
El hecho de que haya empezado hablando de mi abuelo, no significa que éste sea el tema principal de este texto. Tan solo es una forma de empezar. De nuevamente echar marcha atrás como tanto me gusta hacer -sin por ello retroceder, he de puntualizar- varias décadas. Cuando una radio era compartida por toda una familia. Cuando un televisor lo era también y no solo eso, sino que a veces y para facilitr la compra, se instalaba un pequeño depósito donde echar una monedita de un duro para que funcionase hasta que esta estuviese completamente pagada y que, se invitaba a algún vecino de confianza a verla, para que éste aportase su duro y así pagarla antes de tiempo. Cuando las neveras eran de barra de hielo, cuando no había luz eléctrica ni agua corriente, cuando solo había un par de coches en el barrio, cuando , cuando, cuando... Cuando cualquier novedad minimamente novedosa, provocaba sorpresa en las personas. Todo aquello que se iba ¨inventando¨ y que nos llegaba, nos resultaba lo MAS y nos preguntábamos que como era posible aquello y que mentes tan prodigiosas de donde salían las ideas.  Recuerdo el primer cassette que tuvimos, o el primer walkman... y no te cuento el primer teléfono móvil que se compró Domingo y que llevó al monte una noche estrellada mientras hacía una visita a nuestro campamento... todos queríamos llamar a alguien desde aquel lugar, desde aquella ¨nada¨... Hasta no hace tanto, cualquier avance de este tipo, nos sorprendía, íbamos como los  bebés, paso a paso digiriendo pero, de un tiempo a esta parte, nada nos sorprende ya y, todo lo que nos va llegando, parece formar parte de nosotros por defecto y, lo que antes nos costaba aprendernos los manuales de instrucciones, ahora ya ni llevan manual. Que tipo de entrenamiento o, que doctrina nos han introducido y a que nivel y por que vía... hemos llegado a formar parte de esta era de forma inexplicable, como si nos hibiesen implantado un chip mientras dormimos, de tal manera, que nada nos incomoda y estamos encantados y a la espera ansiosa de las nuevas versiones de cualquier cosa... Cosa que no nos produce mas que el deseo de lo próximo por llegar ya que siempre está a la vuelta de la esquina. A veces pienso que todo está pre-diseñado a la vez y que todo se va liberando al mercado en cadena periódicamente según se nos va acabando el entusiasmo que nos causa la novedad  ya que este, el entusiasmo, es cada vez más efímero entre las personas.


http://www.youtube.com/watch?v=AFks9A9TCF0

domingo, 29 de abril de 2012

Sal, la justa...


Pocas cosas hay que sean tan justas y baratas, como lo es la sal. Si todo se tuviese que dosificar con la precisión que se hace con  este mineral, habría excedentes de todo tipo o, al menos no existiría la ¨necesidad¨, mucho más allá.

Dosificar o, contener la necesidad de obtener a nuestro nivel , todo aquello que se nos ofrece, resulta un gran esfuerzo. Si ya lo es para aquellos que no nacimos en esta época , sino en otras en las cuales a penas existía nada al alcance y a penas se nos ofrecía nada, se nos ha hecho partícipes de la oferta de falsa bonanza y nos hemos involucrado alegremente, a los que han nacido ya en esta era de estafa contra la integridad del ciudadano de a pie generaliza da en todos los conceptos, estos, no entienden de otro estado ya que en él han llegado al mundo.


Estamos envueltos en un derroche colectivo que va succionando los recursos de nuestro planeta , que no son otros que los nuestros propios y , todo debido a que  nos han ido enseñado a echarle más sal a nuestras necesidades y, lo peor es que no somos capaces de apreciar lo que en realidad precisamos y, ello va convirtiendo a la vida, en un acto incomestible.

jueves, 26 de abril de 2012

Páginas blancas

Acabo de emplear menos de una hora en visitar cada lugar que se me ha venido en mente. Solo he tenido que entrar en google maps y he viajado a las direcciones de los domicilios que conozco de mis amigos. Direcciones en Bangkok, Islandia, Romanía, Garuda, Kenya y algún que otro destino que no por conocer la dirección significa haber estado, hasta hoy. Al igual que un fantasma, así de sigilosa y ligera me he deslizado por cada uno de esos rincones sin que nadie se percatara. He vuelto al cole donde cursaba primaria en Australia, en Narrabundah y, he conseguido aproximar el zoom lo suficiente como para poder observar por una ventana , las cabezas de los niños sentados en clase. En Bangkok he visitado el edificio donde está la delegación de mi empresa en  Asia Pacific, en Islandia he visitado la casa de Arni y así sucesivamente con otros destinos. He dado una vuelta por mi plaza y la zona de aparcamiento y he ido revisando coche por coche para ver si encontraba por casualidad el mío pero, por el espesor de los coches aparcados  se distingue que las vistas están tomadas a pleno sol de medio día laborable y, obviamente, no he encontrado el coche pero, si he visto a unos vecinos cruzando el semáforo según venían del parque de pasear e, infraganti a uno de los chavales  liándose un porro sentado en uno de los  bancos de granito, a la sombra de un platanero.

Después he continuado la ¨busqueda¨ de algunos nombres que no conozco su dirección y, !eureka!, uno tras otro han ido desfilando con su correspondiente dirección y, algunos hasta con la dirección de la segunda vivienda y, nuevamente, una vez agotados los recursos que ya tenía, como eran las direcciones concretas, a través de escribir sus nombres y apellidos, he vuelto a pillarles el hilo. He paseado por pueblos de montaña, Cercedilla, Guadarrama, El Escorial, he estado por Elizondo que es mi pasión y, desde que tengo amigos en Catalunya, es uno de los destinos en los que más tiempo he empleado, Sitges para ver a Pedro, Villamajor para ver a Oscar y su familia y un paseo por Barcelona, el barrio Gótico y numerosos lugares entrañables por los cuales he frecuentado a pie y que me ha encantado revivir a vista de ¨fantasma¨. He ido calle arriba y calle abajo por un pueblo concreto en busca de una casa y, a pesar de estar segura de que ésta existe, no ha aparecido o, puede que se encontrase envuelta en la niebla que ciega  mis ojos... en éste pueblo, en este lugar, solo he percibido frío y nada más.

Si se analiza fríamente lo que estoy exponiendo y, pensando que esto lo he hecho por pasar un rato y poder llegar a escribir este texto y, he conseguido everiguar números de teléfono, direcciones de correo, domicilios, enlaces a distintos vínculos por cabeza. DNI, lugar donde se trabaja y, algún dato que ni he querido llegar a entrar y descubrir... ¿ que será si de alguna forma somos de interés para alguien? con fines amigables o no, o, sencillamente, porqué tenemos que estar expuestos públicamente a los cuatro vientos de esta forma.Se entiende de aquellos que tienen vinculos en la red y que todos saben lo que conlleva un primer acceso, el estar marcado eternamente pero, también estan expuestos aquellos que ni se asoman a la misma. ¿Como puede ser que?  hace unos días entré en mi cuenta de FB y a pesar de no haber dado datos de donde trabajo y, sin haber añadido a nadie que allí trabaje, me encontré como posibles personas conocidas a varios compañeros y no solo eso, sino que también aparecían varios contactos de personas que conozco de nombre que están vinculados a mi empresa como clientes... ¿que es todo esto? 

A pesar de lo pesadas que resultaban y lo mucho que ocupaban, benditas eran aquellas páginas blancas y amarillas de telefónica, como único medio de localozación y, la gente se encontraba, eso que conste...